El alquiler de pisos en Valencia es hoy, más que nunca, una opción inteligente. Muchas de las viviendas del mercado no se venden y pasan a la opción de alquiler, por lo que el abanico de posibilidades es muy amplio. Con ello el precio también se ha visto reducido. Aparte, el hecho de alquilar tiene otras muchas ventajas que te desvelamos en este post.

Económicamente, si tienes pensado estar en una zona durante un periodo inferior a diez años, el alquiler es mucho más rentable que una compra. En segundo lugar te permite controlar con más precisión el dinero que vamos a destinar en pagar la vivienda, ya que la variación de la renta de un alquiler es más previsible y regular que la de una hipoteca. 

Además, los gastos de conservación y reparaciones, así como impuestos locales, cuota de comunidad y seguro de la vivienda suelen correr por cuenta del propietario, por lo que es otra cantidad que, como inquilino, evitas pagar. 

En tercer lugar disfrutas de la comodidad de poder abandonar la casa si ésta no cumple con tus expectativas, por ejemplo si es más ruidosa de lo que creías o si a tu lado se instalan vecinos indeseables, o si necesitas cambiar de residencia por temas de movilidad laboral, muy habituales en los tiempos que corren. Solo tendrás que contactar con Cassana Inmobiliaria, empaquetar tus cosas y empezar a disfrutar de un sitio mejor en muy poco tiempo.

Como ves, son numerosas las ventajas del alquiler de pisos en Valencia frente a su compra. No esperes más para vivir de manera independiente.