A la hora de alquilar un piso son muchos los propietarios que muestran su preocupación por lo que pueda suceder. Por eso, en nuestra agencia ofrecemos un servicio seguro de alquiler de pisos en Valencia. Y es que tanto el inquilino como el propietario tienen que cumplir con unos requisitos para evitar que haya cualquier problema. Y en caso de que se produzca algún desperfecto es necesario comprobarlo y anotarlo convenientemente.

En este sentido, cuando el inquilino va a dejar el piso, es necesario hacer una revisión exhaustiva para asegurarnos de que todo está como en el primer día. De hecho, puede ser muy aconsejable al finalizar el arriendo dejar constancia por escrito del mismo. Se trataría de un documento en el que se menciona la declaración de resolución del contrato de arrendamiento y la entrega de llaves; la manifestación de quedar deudas o devolución de fianza, así como cualquier daños en la finca imputables al inquilino. Por supuesto, se debe consignar la fecha del documento y la firma de las partes.

Esto no quita para que el propietario deba acercarse al piso junto con el inquilino para revisar que la propiedad está como se entregó y que no hay ningún desperfecto que pueda ser imputable al propio inquilino.

En caso de que estés pensando en poner en alquiler tu casa te aconsejamos que pases por Cassana Inmobiliaria. Disponemos de un equipo de profesionales que puede ayudarte a minimizar los riesgos y a disfrutar de un alquiler seguro.

Puedes consultar cualquier duda sobre nuestro servicio de alquiler de pisos en Valencia sin ningún compromiso.