Las empresas que se dedican al alquiler de pisos en Valencia han visto cómo ha ido creciendo este mercado en nuestro país en los últimos años. La crisis económica y el elevado stock de casas en venta que no encuentran comprador han dado paso a un número mayor de personas que viven de alquiler y de propietarios que alquilan sus viviendas para sacar un beneficio. 

Además, como conocen quienes se dedican al alquiler de pisos en Valencia, la nueva ley de fomento del alquiler, que se aprobó en junio de 2013 y que modificó sustancialmente la ley de arrendamientos urbanos de 1994, introdujo modificaciones en el régimen del contrato de alquiler de vivienda, flexibilizando los contratos, que ahora dependen más de la voluntad de las partes implicadas a la hora de determinar derechos y obligaciones en el arrendamiento. Así, la duración mínima del contrato de alquiler puede ser libremente pactada entre arrendador y arrendatario, y se reduce la prórroga obligatoria de cinco a tres años.

Con la nueva ley, el arrendador puede recuperar su vivienda si, al tiempo de cualquier prórroga, comunica al arrendatario que la necesita, mientras que el arrendatario puede terminar el contrato en cualquier momento después de trascurridos seis meses, siempre que avise con 30 días de antelación. Además, el incremento de la renta ya no depende del IPC, se crea un registro de impagos de alquiler muy útil para los propietarios, y se agiliza el desahucio exprés de inquilinos morosos.

En Cassana Inmobiliaria prestamos servicio en las ciudades de Castellón, Valencia y Alicante. Nuestros profesionales, especialistas en la gestión de alquileres, te asesorarán de manera fiable, tanto si buscas una vivienda en alquiler como si eres propietario y deseas alquilar tu piso.