Estamos seguros de que entre la gran variedad de pisos que tenemos para alquilar en Valencia se encuentra aquel que mejor se ajusta a tus necesidades. Para no cometer errores y que no 'nos den gato por libre', a la hora de alquilar una vivienda debemos tener en cuenta una serie de aspectos: 

Conocer la zona en la que está ubicado el inmueble es clave. La mayoría de los inquilinos valoran que el piso se encuentre bien comunicado. Asegúrate de que hay cerca una parada de bus o de metro. Un factor, el de la localización, que influirá notablemente en el precio. No es lo mismo vivir en una zona residencial que en el centro o en la zona obrera. 

Fíjate en si el piso está amueblado. Si es así te evitarás muchos dolores de cabeza y una gran mudanza. Luego, con el tiempo, ya aprovecharás para darle ese toque tuyo personal. Aprovecha tu visita al nuevo piso para comprobar que no existen desperfectos, al menos antes de pagar la fianza para que no te atribuyan daños que no has causado, perdiendo el dinero de la fianza cuando te vuelvas a cambiar de casa.

Quizás te interese también conocer un poco a los que van a ser tus futuros vecinos. Y por último y no menos importante, en cuanto al precio, para que no tengas que hacer malabarismos a final de mes asegúrate de que los gastos de alquiler no superan el 30% de tus ingresos. 

Si te gustan los pisos para alquilar que tenemos en Valencia, ¿a qué estás esperando para conocerlos por dentro?

En Cassana Inmobiliaria ofrecemos viviendas muy atractivas para alquilar y contamos con un grupo de profesionales que te asesorará en caso de que quieras poner tu inmueble en alquiler o si, por el contrario, buscas un piso para alquilar y entrar a vivir.